• Portada
  • Noticias
  • Opinión
  • Al encuentro de los “buscadores de optimismo” y la importancia de rodearse de gente positiva

Al encuentro de los “buscadores de optimismo” y la importancia de rodearse de gente positiva

Nuestra actitud se ve influenciada por la corriente de todos aquellos que nos rodean: familiares, amigos y compañeros trabajo. ¿Sabes que rodearte de gente optimista y proactiva aumenta tus posibilidades de éxito personal y laboral?

Hoy he despertado con la noticia en la prensa de que Emilio Duró, prestigioso consultor de prestigiosas empresas nacionales e internacionales, va a impartir una conferencia en Burgos el próximo día 26 acerca de la motivación, la ilusión y la felicidad.

Me han venido a la mente algunas de las conferencias que había visto suyas a través de internet y he querido aprovechar un artículo para opinar y que opinéis sobre un aspecto que me parece básico hoy más que nunca inmersos como estamos en la actual situación económica y social: el ser optimistas y positivos en la vida.

Creo que el principal medio para conseguir ser cada día optimista con lo que cada uno hace es a través de la gente y el medio que le rodea.

Muchas de las personas que hoy triunfan en la vida, que logran sacar adelante un negocio, una familia o una situación adversa se ve claramente influenciada por gente optimista, alegre y emprendedora. Esta gente positiva, que mueve cada día el mundo le irradia a uno de "vitalidad" positiva que en definitiva es lo importante.

Así mismo, todo conocemos también a gente pesimista y negativa. En nuestra familia o por la calle a veces podemos hasta conocerlos por una simple mirada. En nuestro trabajo, un lugar donde confluyen tantos tipos distintos de personas y de sentimientos y en donde pasamos largas horas de trabajo, es un lugar clave donde un ambiente negativo perjudica muy especialmente a cada uno de nosotros.

Si lo pensamos, seguro que nos acordamos que después de mantener una conversación con alguien que sólo comenta aspectos negativos de los demás, que habla sólo de noticias trágicas o que ante cualquier situación lo mira siempre desde un prisma de decepción, puede dejarnos llevar por una sensación de oscurantismo y negatividad que a su vez y a veces hasta de forma inconsciente, transmitimos a otras personas de nuestro entorno.

Tenemos que ser hábiles para rodearnos de personas fuertes emocionalmente, que buscan siempre soluciones ante cualquier dificultad, que no se paran a pensar en lo negativo de aquello que les sucede, sino que aspiran a encontrar lo beneficioso hasta de lo que parece que todo es malo. Yo los denominaría como los "buscadores de optimismo". Estas personas a mí me reconfortan emocionalmente, te hacen ver la vida de forma enérgica y llena de vitalidad, minimizando los problemas y buscando una mejor posición desde la que vislumbrar la posible solución.

Esta es la gente que necesitamos hoy y de ellos aprender para ponerlo en práctica día a día. De ellos nace el emprendimiento, las ideas y la genialidad en esta época que vivimos. Proyectando esta grandeza a personas que como yo, comienzan un nuevo camino empresarial, y te animan a seguir con decisión y valentía ante los nuevos retos que se avecinan.


1000 Caracteres restantes


Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.