Probamos el Toshiba Satellite p50-B-10Z

Os traemos hasta la sección de laboratorio el portátil Toshiba Satellite p50-B-10Z. Se trata de un modelo con unas características de un portátil de gama media-alta para aquellos que requieran de gran capacidad de procesamiento y buena memoria para multitud de tareas y aplicaciones.

 

Hoy os queremos presentar un equipo portátil que cuenta con algunas características destacables que queremos compartir con vosotros y que nos han gustado. En su interior encontramos un procesador de cuádruple núcleo Intel® i7 4710HQ que parte de los 2,50 GHz y puede llegar hasta los 3,50 GHz en el modo Turbo. Cuenta además con un FSB 1600 MHz y una caché con 6 MB de nivel 3. El chipset que monta la placa es el Intel HM86.

También a destacar es que el equipo viene montado de serie con la capacidad máxima de memoria que puede albergar esta unidad, siendo 16GB de memoria RAM DDR3L a 1600 MHz montados en dos módulos de 8GB.

Si hablamos de la capacidad de almacenamiento, cuenta con un sistema híbrido de disco duro SATA 5.400 rpm con 1 TB de capacidad en combinación con una memoria SSD de 8 GB. Cabe destacar que este disco monta un sistema mejorado de protección de los datos basado en un sensor de movimiento 3D que aparca los cabezales del disco en caso de caída.

En cuanto a la capacidad gráfica, la tarjeta gráfica es una AMD Radeon™ R9 M265X con 2GB de memoria DDR5 dedicada. También cuenta con una gráfica compartida Intel HD Graphics 4600 cuando la gráfica dedicada no está activa.

Su pantalla panorámica 16:9 TruBrite TFT cuenta con tecnología LED de 15,6" FULL HD (39,6 cm.) y es capaz de dar una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles con un tiempo de respuesta de 8ms.

toshiba-satellite-p50-b-10z-5Detalle de los elementos que componen el lateral derecho del portátil: clavijas para salida audio/altavoces y micrófono, 2 USB 3.0, salida vídeo HDMI, ranura disipación/ventilación y ranura para conexión de cable de seguridad anti-robo.

toshiba-satellite-p50-b-10z-6Elementos del lateral izquierdo del portátil: enchufe energía/cargador, conexión red RJ45, 2 USB 3.0 y unidad DVD-SuperMulti Doble Capa (DVD±R/RW/RAM/±R9) SATA

toshiba-satellite-p50-b-10z-7Detalle del frontal del portátil: led carga, led encendido, led activación red WiFi y ranura multitarjetas: SD, Mini SD y Micro SD (con adaptador), SC-HC, SDXC y MMC

En su apartado de sonido, destacar que monta un excelente juego de altavoces Harman Kardon® con capacidad de sonido envolvente.

Un aspecto que nos ha gustado demasiado es que el acabado en aluminio pulido no es de todo el equipo, ya que la parte inferior del portátil está acabado en plástico. Somos de la opinión que conjugar dos materiales tan diferentes en un mismo equipo portátil da la sensación de dejar un equipo terminado “a medias” para reducir costes.

La presentación del equipo que nos llega en el tradicional maletín (por cierto un detalle que nos ha gustado es que no traen un asa de transporte en la propia caja como hacen otras marcas como Asus) y que viene acompañado de la propia unidad portátil, guía rápida y garantía y el cargador.

La primera vez que abrimos la tapa del portátil y separamos la pantalla del cuerpo nos impresionan varias cosas a primera vista por un lado como decíamos el acabado en aluminio pulido y por otro lado nos llama la atención los remates tan bien dados a los altavoces en la parte superior, que integran en botón de encendido. El teclado se presenta amplio, con una separación de teclas correcta y cómoda para trabajar incluso con el teclado numérico de la parte derecha.

toshiba-satellite-p50-b-10z-3toshiba-satellite-p50-b-10z-4

Detalle del botón de encendido encastrado en el panel de altavoces en modo apagado/encendido iluminado

Una vez encendido el equipo, en pocos segundo se presenta el sistema operativo preinstalado Windows® 8.1 comenzando un breve asistente para personalizar el sistema. Rápidamente nos damos cuenta que trabajamos con un equipo de altas prestaciones, ya que se mueve con total agilidad en el sistema, abriendo ventanas y programas sin ninguna dificultad y poca demora.

Pocos minutos después de comenzar a trabajar con el equipo intensamente, comprobamos cómo se ventila aire de forma enérgica a través de las ranuras de ventilación y disipación de calor que tenemos en la parte lateral derecha, manteniendo el equipo en unos regímenes de temperatura adecuados. Esto nos hace pensar si pasado el tiempo, en el que la suciedad se va acumulando en el interior del equipo, no hará mella en el rendimiento del sistema de refrigeración, mermando la capacidad de éste para expulsar todo este calor que percibimos.

toshiba-satellite-p50-b-10z-8Detalle de la pantalla de inicio del sistema operativo tras el primer arranque.

Seguimos criticando negativamente la cantidad de software preinstalado que traen los equipos nuevos, aplicaciones de escasas utilidad, juegos de escaso interés y en general todas versiones de prueba. Algunos de estos programas cuentan con instancias que se ejecutan al inicio del sistema, ralentizando ya desde la compra el equipo.

toshiba-satellite-p50-b-10z-9La cantidad de aplicaciones y juegos preinstalados en los equipos (muchas versiones de prueba) ralentizan el sistema y hacen que muchos usuarios tras el primer arranque tengan que perder tiempo desinstalando aplicaciones innecesarias.

Son en este sentido muchas las quejas que algunos usuarios manifiestan, ya que les impide poder utilizar y personalizar su equipo desde el principio, teniendo que perder tiempo en desinstalar programas innecesarios, de escaso interés o por la simple necesidad de tener que instalar la versión completa.


1000 Caracteres restantes


Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.